La Fundación Asindown lanza un proyecto de formación en hostelería de la mano de Campofrío.

(20 Jun 2022)

Escrito por Rocio

 “Autor bio”

Valencia (11  de noviembre de 2021). Con el objetivo de complementar la apuesta por la formación encaminada a la inclusión laboral, la Fundación Asindown y Campofrío han cerrado un acuerdo de colaboración para desarrollar un proyecto de formación en hostelería adaptado a las necesidades del alumnado con síndrome de Down y discapacidad intelectual.

 

El contenido de los cursos se ha diseñado con un doble enfoque: por un lado, crear una herramienta de calidad para perfiles que precisan de una adaptación específica que complete su formación y, por otro lado, incrementar oportunidades laborales a través de la visibilización de las capacidades del colectivo.

 

“La apuesta por proyectos formativos adaptados supone la materialización de un importante salto de calidad en la formación que ofrecemos”, asegura Eva Martínez, coordinadora de Formación de Adultos de la Fundación Asindown. “A través de colaboraciones como la trabajada con Campofrío podemos acercar la formación a entornos reales mediante proyectos verdaderamente inclusivos que aporten las herramientas necesarias para el alumnado”, asegura Martínez.

 

En este sentido, el director de RSE de Campofrío, José Antonio Ortuño, explicó que “en Campofrío creemos en la formación como herramienta esencial para impulsar la inclusión laboral de las personas con discapacidad y los colectivos con necesidades especiales, por lo que apostamos por aquellos programas encaminados a normalizar la vida de las personas con otras capacidades”.

 

El programa ha comenzado en noviembre con una formación teórica específica en las capacidades y conocimientos necesarios para la inclusión laboral en perfiles vinculados a la hostelería, y se desarrollará hasta abril a través de módulos teórico-prácticos y formación práctica en entornos laborales reales “La continuidad del proyecto”, asegura Martínez, “reside en la apertura de oportunidades laborales a partir de formación especializada y adaptada y en cómo los proyectos en colaboración con el tejido empresarial permiten ampliar el impacto y concienciar sobre las capacidades del colectivo”. 

 

El proyecto pretende proporcionar y afianzar las habilidades en el perfil de auxiliar de servicios de hostelería, trabajando los aspectos sociales y comunicativos, las competencias prelaborales y todas las funciones ejecutivas necesarias para dicho puesto. Al primer curso asistirán 13 alumnos y alumnas con síndrome de Down o discapacidad intelectual de la Fundación Asindown pero, asegura Martínez, “daremos toda la continuidad necesaria para generar oportunidades laborales para quienes forman parte de la entidad y ayudar, de esta forma, a romper barreras y prejuicios”.

Entradas relacionadas

Top